Electricistas improvisados

Aunque la electricidad sea tan peligrosa como el gas y ocasione numerosos accidentes en el hogar, muchas personas se sienten capaces de llevar a cabo conexiones y arreglos eléctricos. Sin embargo, por sencillas que parezcan, esas actividades presentan un grave peligro potencial para quien desconozca ciertos principios o aspectos básicos. Si alguien en la casa posee esos conocimientos y desea realizar reparaciones o conexiones sencillas, no puede dejar de considerar los siguientes aspectos:

• Tome el tiempo necesario para leer y comprender las instrucciones y familiarizarse con el material con el cual se trabajará.

• Siga minuciosamente las indicaciones y diagramas que figuren como guías.

• Ejecute el trabajo con herramientas y materiales adecuados.

• Ante dudas o dificultades supervise el trabajo con un profesional.

• Si los enchufes y tomacorrientes se recalien-tan o si aparecen desperfectos reiterados en distintos lugares de la instalación, es porque existen deficiencias que requieren la intervención de un electricista.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada