¿Cómo actuar ante un escape de gas?

Cuando se utiliza gas natural se puede comprobar fácilmente si hay pérdida. Cierre todos los aparatos y observe el contador del medidor: si el último número de la derecha se mueve, indica que sigue pasando gas. Por lo tanto, existe algún escape.

También se pueden detectar pérdidas aplicando agua jabonosa con un pincel sobre la zona sospechosa. El burbujeo señala el lugar del escape.

En caso de un escape importante o de un intenso olor a gas, llame al servicio de emergencia de su proveedor o a un instalador matriculado.

Los escapes de gas pueden ser causados por materiales fallados u obsoletos o por artefactos que no reciben mantenimiento periódico o que son utilizados incorrectamente. Constituyen el origen de muchos incendios y explosiones. Cuando afectan a una persona, pueden provocar asfixia y también la muerte.


Si detecta olor a gas, seguramente es producto de una fuga cuyo origen habrá que determinar. Mientras tanto, cierre la llave de paso general para cortar el suministro, abra puertas y ventanas para permitir el ingreso de aire, y no encienda fósforos ni provoque chispas pulsando timbres o interruptores.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada